8 dic. 2009

Marcas sobre la arena

Se da el caso
que cuando almacenamos
las retahílas del corazón
decoramos los momentos
como meros actos sin trascendencia
que al tiempo son
recuerdos de detalles insignificantes,
que quedan grabados
en la sonrisa más tonta
en la soledad más sola,
en la visión más afable
de un futuro que llamamos destino,
y sin contemplaciones
vamos negociando con momentos hirientes
la verdad verdadera del que apuesta
por algo, a ojos cerrados
levantando la carta más alta,
perdiendolo todo,
pero ganando confianza, para volver, quizá
algún día,
a sentir palpitar lo que enterramos
bajo el pecho...
así, cavilando, entrando por la vena,
pero convencido de que algo pasará
aunque nunca pasé,
dejando marcas sobre la arena.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Marcas que el tiempo te deja en la piel,
Huellas que no borra el mar.
Balas perdidas, jirones de fe,
Polvora sin estallar.

(Revolver - Balas Perdidas).
Genial.

Lombas dijo...

si muy chulo...si es que Carlos Goñi es un poeta...el sabe expresarse mejor que yo claro esta...