22 jun. 2009

Perdiendo el hilo

Desteñido,
el color de mi aburrido sino,
haciendo bandera con trapos
que saco del hilo,
que pierdo cada vez que me lio
con la complejidad
que borda el destino,
al compás de lo que imagino,
deseo glorioso de quien
se pierde por muchos caminos,
infame, mi propia súplica
que busca amores baldíos,
que se agarren a mí
y no tenga miedo a mi nido,
que no se cansen y vuelvan
todo efímero,
que rompan rutinas
a golpe de latido, y tan tranquilo
m duelan sus heridas
por las flechas de Cupido.

No hay comentarios: