19 jun. 2009

Dame (II)

Dame de tu luz,
que un alud de miedo desmorona
la claridad con la que vivo,
Dame de tu piel,
de los ojos que buscan felinos
en los restos de este abismo.

Dame libertad,
y la paz que calme esta pelea
entre el amor y el hastío,
Dame de tu voz,
que perdí el aliento con el grito
del dolor de este vacío.

No hay comentarios: