1 jun. 2009

De mi barca,un puerto

Mañana,
cuando abandone mi madriguera,
anidaré en las marañas
obcecado en desenredar
mis quimeras,
ignorando las fronteras
que me alejan de la osadía
conviviendo con los miedos
que son la letanía
de cientos de sentimientos
muertos,
y haré de mi barca, un puerto
donde atraquen los más bellos sueños,
aún sabiendome despierto,
aún sabiendome imperfecto.

No hay comentarios: