20 jun. 2008

Esos segundos

La mente en blanco,
segundos después de despertar,
mientras mi cuerpo agarrotado suplica tiempo,
mis ojos aún cerrados intentan deternerlo,
pero mi respiración se delata
como un metrónomo marcando los segundos
inspirando y expirando por la nariz...
los segundos más felices del día,
van convirtiendose en resignación
al convencerme de que fuera de mi lecho
los grilletes de la rutina
me pesarán, desgastandome, provocandome...
alimentando sueños y esperando con anhelo
esos segundos...
entre el cielo y el infierno.

No hay comentarios: