15 jun. 2012

Caos onírico

Cuando el color de la tierra
se vuelve negro,
después de haber ardido
en una hoguera
todos los recuerdos,
y en sus huellas
no caben direcciones,
un caos,
que termina en callejones,
donde no hay salida,
donde las sombras
se vuelven amigas,
donde tú y sólo tú
sabes porque pican las hormigas,
y tiemblan los pies
encima de los agujeros
que un día dejaron allí
los que ahora ya
están demasiado lejos,
y entre la niebla del oasis del sueño
te remiendan las dudas,
un sólo beso, un abrazo...
y serás siempre de mí
lo que fuiste aquí abajo.

No hay comentarios: