15 may. 2012

Desesperanza

Paciente desesperanza,
que atas mis manos a mis pies,
y al vacío, me lanzas,
para no poder siquiera
disfrutar de esa libertad
de desplegar mis alas...
y volar hacia donde vuelan
los que no dudan de nada,
los que atraviesan los muros
y desafían a las palabras,
los que caminan sin andar
y lloran sin añoranza.
Paciente desesperanza
que sabes vivir eternamente dentro de mi,
acuchillas mi voluntad en una cruel matanza,
y ahora me obligas
a defender lo que no creo, a ultranza.

No hay comentarios: