16 nov. 2011

Odio, encantado de conocerte...

Te odio...y no es manía,
ni antipatía...
es repulsión... asco...
no verte más en mi vida,
que te cueles por el sumidero
y te pudras por las tuberías,
es aborrecimiento, inquina...
ojalá vuelvas al cenagal
del que nunca debiste escapar,
con tanta mierda en el hocico
para escupirla a los demás...
te odio...y no es manía,
es que conocerte
fue lo peor que me pasó en la vida,
y como nadie te aguanta,
no seré yo quién te ría,
porque eres la falsedad en persona,
la codicia y la envidia,
la maloliente maldad llorona
para mamar por pura malicia...
Te odio, y esto es nuevo para mí
porque nunca había sentido
esta sensación de angustia
cuando alguien está cerca de mí...

No hay comentarios: