30 nov. 2011

Lo que ves escrito

Tengo en las uñas aún resquicios de rabia
de arañar mi tronco buscando la savia
que llena mis armarios de acicates
y que vuelve mi vida un puto escaparate,
que estoy hecho de la sonrisa más doliente
la que nadie ve, porque nadie siente,
de la coraza que cubre el pábulo insano
de noches de invierno que buscan veranos...
Y aún sin saber si soy eterno o fugaz
si mis demonios están en guerra o en paz,
voy contando los pasos renqueantes
de este sendero que no hace caminante...
Y en mis palabras no hay sentido
sólo significan lo que ves escrito...

No hay comentarios: