15 sept. 2011

Tu cosecha

Silencio, oigo pasos
es la indiferencia
haciendo estragos,
quemando los lazos
sesgados por la mala idea
de que sólo hay un camino,
una sola vereda,
donde disfrutar la ventolera
y esquivar tantas mierdas,
que en mis zapatos
ya rebosan,
hasta tocar mi visera...
y todo lo que haces
huele al abono
que echas para cultivar
tu tierra,
allá donde vives tú solo,
desde que te fuiste
de nuestra vera,
allá donde adoras a tu dios
sin saber
que cualquier día
se puede pudrir tu cosecha...

No hay comentarios: