19 jul. 2011

Mi cuento

Siento el estrépito cavilar
de ojos que me acusan
de ser peregrino de utopías
de ser bandolero, estafador,
el moroso al que el tiempo fía...

siento el decrépito bienestar
del tacto de las mañanas
que ahonda en mis días
clavando las uñas del rencor,
dejando ilusiones vacías...

y mientra siento ser un invento
del que atenta contra el tiempo
yo asiento, mientras reinvento
el final de mi cuento...

No hay comentarios: