14 jun. 2011

Un dedo menos

Ya me queda un dedo menos,
ya puedo decir que estas aquí,
que por fin podré dejar de soñar el sueño
y vivir lo que soñamos vivir...
ya no gastaré más tinta para tachar
los días que fueron pasando
haciendo tan corta la eternidad...
Ya tengo la piel preparada
para el momento de tu llegada,
ya he puesto a mil el corazón
para simular lo que es
tenerte en mi colchón...
ya tengo los ojos matriculados
para estudiar tu anatomía,
tengo ya mis besos cocinados
para que los devores con glotonería...
y en mi abrazo tengo un hostal
para cuando te quieras acostar...
ya me queda un dedo menos,
muy poca tinta para tachar...

No hay comentarios: