22 feb. 2011

Feliz

A veces cuando estoy más feliz
un escalofrío
me sube por la cerviz,
es el miedo que dejó aquella cicatriz
y me empiezo a enterrar
como lo hace una lombriz...
Todo se vuelve oscuro
con un pequeño matiz,
una luz empieza a pintar el tapiz
donde dibujo los frutos
de nuestra raíz,
y cuando todo acaba
reconozco que todo fue un desliz...
sigo siendo feliz.

No hay comentarios: