16 nov. 2010

Vivir con miedo

No tengo intención de volver a ese sitio
donde mi escuálida razón
se deshuesa por completo,
es un trapo que se lleva el aire
y que pisan la soledad, el miedo y el tiempo.
No pienso dudar ni un segundo más
no quiero que nada me pertenezca
por que ese dolor es como una flecha
que duele más cuando la quitas
que cuando te atraviesa...
Debo seguir como empece, a ciegas,
sin mirar donde piso, sin analizar el camino,
lanzándome al vacío y disfrutar cada segundo
como sí fuera a ser siempre el último...
que vivir con miedo es vivir muriendo
porque crees que vives hasta que caes muerto,
y levantarse no es sólo cuestión de tiempo.

No hay comentarios: