31 ago. 2010

Un trozo de mí que es tuyo

Aquí tienes un trozo de mí,
de eso que no ven
los de suelas pegadas al suelo,
de eso que huele a lo que huele
tu pelo,
de eso que sabe a como saben
tus besos,
de eso que reflejan en tus ojos
los sueños,
un trozo de mí que es tuyo,
que me robaste un día,
sin saber que aún así te duraría,
un trozo de mí que sigue en guerra
y que irá donde estés,
moviendo cielo y tierra,
que confía en querer,
agarrado a ti hasta que muera
escribiendo su vida en el trullo
que es mi vía de escape,
para llenar de versos,
un trozo de mi, que es tuyo.

No hay comentarios: