27 jul. 2010

No escribo

No escribo en la carne
de otra persona,
aunque a veces en mi tintero
las palabras son carroña,
que como para alimentarme
cuando escribo al trasluz
de la palabra "esperarte",
no sé de fábulas de leones
que rugen sin merecerlo,
ni sé del tiempo que pasa
mientras no te veo,
no escribo sobre la ilusión,
ni la esperanza, ni la pasión,
escribo sobre lo que siento
y lo que me susurra el corazón,
por que sí se de metáforas,
de regalar sonrisas, de hacerme
cajones pa guardar tus momentos,
y vestirme con ellos
cuando el frío me deje sin sustento,
sé de corazonadas, de comer
corazones a dentelladas,
de vivir como uno, y tratarte
como merecen las hadas,
y en mi circo no hay leones,
ni garras, ni rugidos,
sólo un bufón esperando en su rincón
un día ser correspondido.

No hay comentarios: