2 jul. 2010

Mi espada

Como el secreto de un silencio
cuando se prepara la magia
del verbo prohibido,
que es lo que esconde mi mirada,
como el susurro del viento
con la ventana medio cerrada,
así entran mis palabras...
a todos los que no sabéis nada.
Como el roce de dos cuerpos
que erizan cada poro,
como el sueño que escondo:
baratijas para algunos
para mí, un tesoro...
Como el papel en mis poemas
que saben del frío del fuego
que no calienta pero quema,
dejando la verdad para luego.
Como los que no entendéis ni papa,
los que imagináis que algo pasa,
como los que me veis caer la baba,
como los que creéis que tengo perdida
la batalla,
así,de esta manera
es como afilo mi espada,
para entrar a matar cuando nadie
espere nada...

No hay comentarios: