24 may. 2010

Sangre en la pared

Por si el tiempo se olvida de mi
dejaré mi sangre en la pared
escrito tu nombre y el mío
y un poema que hable del perder,
de las noches que aullé a tus ojos
de los días que desee acelerar,
de ponerme de rodillas en tu trono
y rezar para no tenerte que marchar...
y cuando las horas sequen heridas
y mi veleta quiera girar
yo pensaré en esa realidad alternativa
y haré un principio del final...
y escribiré nuestros nombres en la pared:
el prologo de una vida que tener.

No hay comentarios: