22 abr. 2010

Lo que era

Hay días que nada vale la pena
que pienso en mandar
todo esto a la mierda,
en dejar de pensarte
y volver a ser de nuevo lo que era:
"un salteador de caminos perdidos"
un mentiroso que busca en los labios su timo
un ganador que pierde al despertar
un perdedor que no gana pa destinos
mendigo de latidos, calderilla al corazón
ladrón de miradas, de caricias estafador,
un puto ateo del amor
y en mi refugio protegido
sentir esa sensación de no tener miedo...
pero no sé por que...
recojo siempre la toalla del suelo

"elegí el papel de mártir por morirme por un beso"

1 comentario:

Fran del Rio dijo...

Me quedo sin palabras, que verdad mas bien escrita, quien no fue mendigo de latidos alguna vez...