7 mar. 2010

Punto y seguido

Somos reloj,
agujas relentizadas
que no fijan las horas
ni una fecha,
somos la mecha
que casi prende a solas
y con la piel erizada
apagan la voz,
y suena al son,
de tu marea rizada,
meciendo en las olas
mi alma maltrecha,
aún deshecha,
que navega por tu ropa,
con las velas izadas
surcando tu olor.

Somos la sombra
de mis versos
la rabia y la tensión
que aguantan los huesos,
el dulce amargo
de no degustar los besos
que al aire mastican
esos momentos de sed
que hacen que seamos
lo que somos, sin ser.
que terminan lo vivido
...con un punto y seguido.

No hay comentarios: