22 mar. 2010

El tablero del azar

Tirados los dados
al tablero del azar,
tú y yo, en la casilla soledad,
avanza, y coge otra pregunta,
una duda más
a lo que tanto nos asusta,
si perdemos quizá no nos duela
si ganamos tal vez arda la hoguera,
donde quemar con licores
lo que nos hacen caer en siceridad,
donde quemar los secretos
que no te hacen nunca actuar,
y la última casilla avisa
"el destino no sabe de prisas",
hagamos trampas si quieres,
y que el olor de la luna
se impregne en nuestras pieles,
hagamos del juego algo rutinario
donde los dados
no hagan saltar calendarios,
ni las casillas nos lleven
hacia momentos imaginarios,
contente!
y disfruta de la partida
que el que juega de madrugada
tiene al sol de enemigo
y a la luna de aliada.

No hay comentarios: