21 ene. 2010

Duermen las musas

Duermen las musas, duermen,
por que no saben de mí
más de lo que sé de ellas,
por que en sus alas
no hay libertad,
y en su rostro no existe
el guiño tentador
de quién susurra complicidad...

Duermen, y apenas saben soñar
por que siempre fueron sueños
y ahora maldicen mi despertar,
por que en mis alas
hay libertad,
y en mi rostro se nota
el gesto cómplice
de quien quiere soledad...

Y aunque vuelvan a despertar,
ellas no saben,
que cualquier hada alada
seguirá siendo nada,
hasta que su pelo
perfume mi almohada...
que podrán revolotear
por mis noches
sin saber de mis madrugadas
posándose en mis flores
pero sin ser iluminada...

y no hay musas, ni hadas,
a mi sólo me inspiran
mis propias palabras...

No hay comentarios: