17 nov. 2009

Dogma

---Y cuando uno hace de sí mismo una religión, la fe en uno mismo es el principal mandamiento---

Yo, que inhalo mis propios suspiros
que indago por callejones internos,
que descalzo, cruzo las brasas
que dejaron tantos recuerdos,
yo que insulto mi propia duda,
que robo el borroso reflejo
que deja cada día la luna...
Yo, aún sigo trasteando mi mirada,
llevándola donde sólo llegan
las palabras,
allí donde el cuerpo habla otro idioma
allí se esconden los secretos del dogma
que traspasa fronteras,
con la sola idea de ser lo que quiera,
de ser profeta de mi norma,
de ser predicador de quimeras...

No hay comentarios: