26 oct. 2009

Velocidad

Como si temblara la tierra,
apunto de chocar dos miradas,
como un trueno sin que llueva,
sentir tanto sin que pase nada,
y a la velocidad de la luz
quitar la cara,
dejándome enterrar por ese alud,
una avalancha de miedos,
que desmorona mi encrucijada.

Como un verso sin palabras,
es contemplar su anatomía,
como el que recita sudores
cuando habla la afonía,
y a la velocidad del sonido,
recorre mi espalda,
afilado y cortante un escalofrío,
que sacude mis sueños,
de nuevo hasta la madrugada.

y sus labios parecen quimeras
su pelo el mar en plena marea
sus ojos son como dos piedras
que cuando mira,
el corazón golpea...
y su cuerpo es sólo el ejemplo
de lo perfecto,
la razón de volver locos
a tantos espejos...

así a una velocidad extrema
saco por ella un poema...

No hay comentarios: