28 oct. 2009

Dolo

Aún cuando fallezco
en mio intento
de callar los cantos de sirena,
de volverme frágil
a los ojos de las hienas,
de entregarme al aire
para que me lleve donde quiera,
a algún sitio
que me evada de esta tierra
que sabe a rutinas, a soledad
y alguna mezcla insana
de sueños y realidad,
aún cuando lo intento,
vuelve una y otra vez,
a supurar heridas en mi piel,
a encañonar con miedos a mi sien,
a retratar los pasos de la hiel,
a vender mi corazón en un todo a cien,
vuelven y vuelven,
y siempre volverán,
aún cuando no te hieres
los días en que te culpas
de hacer lo que realmente quieres.

No hay comentarios: